CRÍTICAS SERIES

CRÍTICA| Bridgerton

Si eres de adentrarte en épocas pasadas esta es tu serie. Siglo XVIII. Reino Unido. Escándalos. Una reina cotilla que desenmascara todos los cotilleos de las altas clases londinenses.
Revista Telva

Creada por Chris Van Dusen y producida por Shonda Rhimes, se trata de la adaptación novelística de la saga Bridgerton, escrita por Julia Quinn. La primera temporada se estrenó en diciembre del 2020 en Netflix y la segunda está prevista para 2022. Es una serie de época, no histórica, que cuenta con la participación de Phoebe Dynevor -Daphne Bridgerton-; Regé-Jean Page -Simon Basset-; Nicola Coughlan -Penelope Featherington- ; Jonathan Bailey -Anthony Bridgerton-; Claudia Jessie -Eloise Bridgerton-; Luke Newton -Colin Bridgerton-; Luke Thompson -Benedict Bridgerton-; Ruby Barker -Marina Thomson- y Ruth Gemmell -Lady Violet Bridgerton-.

Cartel promocional de la serie Bridgerton

Londres, 1813. La hija mayor de la poderosa familia Bridgerton, Daphne Bridgerton, busca a un deseable hombre que quiera casarse con ella entre todos los pretendientes del mercado matrimonial. Las perspectivas de Daphne de encontrar el verdadero de amor -el mismo que vivieron sus padres- son muy esperanzadoras, pero todo se empieza a desmoronar cuando aparece de la nada un diario en el que una mujer -Lady Whistledown- relata los escándalos de la alta sociedad londinense, lanzando ofensas hacia Daphne. La entrada en escena del duque de Hastings, el soltero más deseado de la temporada, supondrá una vía de escape para ambos. La ficción se adentrará en las vidas ricas, pobres, sexuales, tristes y solitarias de las mujeres y hombres de la élite londinense.

Fotograma de la serie Bridgerton en Espinof
Phoebe Dynevor y Regé-Jean Page en Bridgerton

La serie describe con cierta crítica e ironía el Londres de la regencia, a principios del siglo XVIII, sobre cómo las familias adineradas buscaban con desesperación un marido rico para sus hijas, haciendo una crítica hacia la cosificación de la mujer. Por ello Daphne se resistirá a casarse por conveniencia y no por amor. También se aborda desde una perspectiva feminista la visión de aquellas mujeres independientes que no consideraban que el casamiento fuese una solución para su vida, como es el caso de Eloise Bridgerton.

La serie se compone de múltiples anacronismos, pero no por error, sino como crítica divertida, ya que volvemos a reiterar que no es una serie histórica sino de época: las mujeres fuman y beben de todo a espaldas de sus maridos; la reina y parte de su corte es negra; los hombres practican deportes violentos como el boxeo.

Cartel promocional de la serie Bridgerton

A nivel estético, la ambientación y las localizaciones están cuidadas a la perfección. El vestuario recrea al cien por cien la época y los diseños del momento. Un aspecto a destacar de la serie es la música, hablamos de canciones como Wildest Dreams de Taylor Swift, Bad Guy de Billie Eilish o Thank you, next de Ariana Grande, todas tocadas a violín.

Tráiler oficial de la serie Bridgerton en Netflix

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: