CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| El maquinista

Un thriller psicológico que te hará cuestionar la realidad y las disociaciones temporales. Protagonizado por Christian Bale y dirigido por Brad Anderson. Disponible en Amazon Prime Video.
Christian Bale en el Maquinista

El maquinista, un thriller psicológico dirigido por Brad Anderson y escrito por Scott Kosar. Entre los protagonistas podemos reconocer a Christian Bale, Aitana Sánchez Gijón, John Sharian, Jennifer Jason Leigh y Michael Ironside. Se trata de una película que muestra a Trevor Reznik, un empleado de una fábrica que padece de insomnio y que por ello sufre de terribles alucinaciones. Su salud física y mental no se encuentran en buenas condiciones. Sus compañeros le evitan en el trabajo y posteriormente se volverán en su contra, tras un accidente producido en la fábrica que hará que Trevor esté implicado.

Desde los primeros minutos de la película ya nos sorprende la imagen de Trevor. Aunque no le conozcamos todavía sabemos que algo pasa con él por la delgadez extrema que presenta y la falta de sueño, haciéndole tener un rostro cadavérico. Tampoco sabemos nada de su pasado pese a que la película comienza con una de las escenas finales. El tono y ritmo narrativo del metraje nos va aportando poco a poco pistas para entender su historia.

Christian Bale en El maquinista
Fotograma de El maquinista

Uno de los aspectos más destacables del filme es en el momento en el que el protagonista comienza a dudar sobre qué es real y que no, inundado por las múltiples alucinaciones que le hacen disociar la realidad. Esto se ve reflejado en numerosas secuencias, por ejemplo cuando el protagonista no recuerda haber colocado él mismo el post-it en la nevera con el juego del ahorcado, o por ejemplo podríamos mencionar el reloj de la cafetería y el de la casa de la camarera, en los que la hora siempre marca la 1:30 y los segundos oscilan arriba y abajo.

También cabe destacar los momentos de paranoia que vive en numerosas ocasiones, como por ejemplo cuando se da cuenta que la cafetería del aeropuerto no es como él se la había imaginado hasta el momento. El protagonista comienza a perder la razón y la cordura y piensa que todo el mundo le está gastando una broma. También es curioso resaltar que la matrícula del coche rojo (743 CRN) que Trevor persigue es justo la contraria a la que tiene su camioneta blanca (NCR 347).

La dirección y fotografía de la película es trágica, incómoda y oscura al igual que la historia de Trevor. Todo nos parece difuso, incluso llegamos a cuestionarnos si lo que realmente hemos visto no era real. El espectador sigue en todo momento al protagonista, siendo partícipe de su historia y analizando las disociaciones temporales que va viviendo. Trevor, tras haber haber atropellado a un niño y haber huido, comienza a sufrir ansiedad y depresión y los remordimientos no le dejan ni comer -de ahí su delgadez- ni dormir.

Las críticas la definen como:

“Una elaboradísima escenificación del más profundo y desolador sentimiento de culpa, construida con minuciosidad de orfebre. (…) Lo mejor: la magnífica interpretación de Christian Bale (…) Lo peor: la relativa decepción de un final lógico pero poco inspirado, que desinfla las expectativas”.

Alberto Bermejo: Diario El Mundo

“Una pesadilla insomne (…) con ecos de Hitchcock, Lynch, Kafka y Dovstoievski”

Todd McCarthy: Variety
Tráiler de El maquinista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: