CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| El practicante

El nuevo thriller de Netflix con Mario Casas y Déborah François construye un infierno lleno de secretos y narcisismo, del que es prácticamente imposible escapar.

Su director, Carles Torras ha demostrado a lo largo de toda su filmografía que lo que le tiran son los personajes solitarios, problemáticos y atormentados. Así lo demostró en su última película Callback (2016) en la que un hombre que trabaja en un almacén de mudanzas y cuyo sueño es ser actor, ve su vida torcerse de un momento a otro y entrar en un bucle que parece infinito.

Los personajes de Vane y Ángel

Con El practicante lo ha hecho de nuevo. Mario Casas da vida a Ángel, un técnico de emergencias sanitarias que desde el inicio de la película ya deja ver su lado impulsivo, manipulador y egoísta. Estas facetas se acentúan aún más cuando tiene un accidente laboral en uno de sus recorridos en la ambulancia, en el que pierde la movilidad y se ve obligado a vivir pegado a una silla de ruedas. Su novia Vane (Déborah François) está junto a él en todo momento, dándole su hombro y apoyándole. Pero todos tenemos un límite, y el de Vane llega cuando se entera que Ángel le ha puesto un GPS rastreador y tiene acceso a su teléfono móvil y su cámara, vigilando todo lo que hace durante el día. A partir de aquí, él trata de convertir la vida de la que era antes su pareja, en una cárcel y un infierno del que le será muy complicado salir.

Lo más interesante de la película es el personaje de Ángel, para mi gusto. Este no sufre ningún tipo de evolución porque ya desde un principio nos lo presentan tal y como es: un psicópata narcisista sin sentimientos ni empatía. Es un hombre celoso que descarga toda su rabia en su novia, maltratándola psicológicamente hasta un punto que llega a resultar insostenible para ella. Tiene todo lo malo que podría llegar a tener una persona, incluido el papel de hombre que se cree superior a la mujer no solo físicamente sino también moralmente, y es posesivo, machista y misógino. Esto crea un ambiente denso durante toda la duración de la película, que se acentúa además por las localizaciones, la iluminación, la fotografía, etc.

La casa es uno de los sitios principales, donde se desarrolla casi toda la trama. Se presenta con tonos oscuros y fríos, y colores como el marrón, el negro, o el amarillo muy apagado, que pueden llegar a ser sofocantes incluso para el espectador. De esta forma consiguen que la sensación que vive Vane al sentirse encerrada, se transmita a quien la ve, sintiendo exactamente lo mismo.

La banda sonora es también otro de los puntos a favor. Esta está compuesta por Santos Martínez e interpretada por la orquesta sinfónica Macedonian. Aporta un clima sombrío y oscuro que concuerda a la perfección con la trama y personajes, agravando aún más la sensación de agobio. Además la película también tiene canciones como Un sorbito de champán de Los Brincos o Hymne A L’Amour de Edit Piaf, que contribuyen a crear el ambiente deseado.

La película, para mi gusto, se queda corta. Mientras que el personaje de Mario Casas está muy desarrollado, en el de Vane no se ahonda lo suficiente. Al final se la muestra como una chica bastante simple y seria, ya que no se da casi importancia a sus sentimientos, o por lo menos se le da mucho menos que en el caso de Ángel. El final es también bastante desconcertante e incluso incongruente. No haré spoilers pero según se desarrolla la trama y según el director ha ido creando este pequeño universo, la parte final carece de sentido relacionada con todo lo anterior. Aún así creo que el trabajo de Mario Casas es inmejorable. Consigue dar vida a un hombre cruel y narcisista y transmitir sensación de miedo y repugnancia al mismo tiempo, calando profundamente en el espectador. También destaca como ya he mencionado todo lo relacionado con el ambiente en sí, haciendo que te introduzcas de pleno en la trama y lo vivas casi en primera persona.

Tráiler oficial de la película

Si te gusta el cine español no puedes perderte nuestra crítica de Adú con Luis Tosar y Anna Castillo.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: