CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| Hellboy

¿Os gustan los monstruos? En este caso, os vamos a venimos a hablar sobre Hellboy, una película del maestro Guillermo del Toro y protagonizada por un nada más y nada menos que un demonio. ¡No os la perdáis!

Escrito por Susana Navas

Un día más vengo encantadísima de hablaros de una película que tiene como protagonista a un monstruo, un monstruo más humano que muchas de las personas que conocemos. En este caso va a ser de la mano del maravilloso Guillermo del Toro, que como todos sabréis también es una apasionado de los monstruos; no hay más que ver en su filmografía películas como El Laberinto del Fauno (2006) o La Forma del Agua (2017), entre otras. En este caso os vengo a hablar sobre Hellboy, en mi humilde opinión uno de los mejores monstruos que hay en el mundo del cine.

Cartel promocional

Para empezar, Hellboy es una película de acción y fantasía de 2004, y como he mencionado antes, está dirigida por el maestro mexicano Guillermo del Toro. Además, el largometraje está basado en el cómic Hellboy: la semilla de la destrucción del autor Mike Mignola. La historia está ambientada en la Segunda Guerra Mundial, ahí es donde comienza la historia de Hellboy (Ron Perlman), nuestro protagonista. Los nazis, ambiciosos y en busca de salvación, recurren a una especia de magia negra para sobrevivir tras esta terrible guerra. En una ceremonia de esta calaña, crean para hacer el mal al que luego será conocido como Hellboy, un pequeño diablo creado específicamente por Grigori Rasputín (Karel Roden), un místico ruso ayudado por el ejército nazi alemán y por el departamento científico que investiga lo oculto. Por suerte, el pequeño demonio fue rescatado por los Aliados, concretamente por parte de Estados Unidos. Trevor Bruttenholm (John Hurt) es un doctor muy preparado en cuanto magia y hechicería se refiere, y va a ser el que rescate y cría a Hellboy. Pasado el tiempo, se crea la Oficina de Búsqueda y Defensa de lo Paranormal dirigida por el profesor Bruttenholm, y Hellboy junto a Liz Sherman (Selma Blair), que es pirokinética, y el telépata Abe Sapien (Doug Jones) trabajan en proyectos y misiones de este departamento para proteger a la humanidad de posibles peligros paranormales.

Fotograma Hellboy

En esta película, Hellboy tendrá que hacer frente a su creador Rasputín y a algunos de sus secuaces que han vuelto para extender el mal y cumplir lo que empezaron hace años. A la vez que nos muestran la historia, nos van presentando al personaje de Hellboy, un demonio enorme que impone, chulo, ambicioso, impulsivo y pasota al que le encantan los gatos y comer como un cerdo. Podemos decir que tiene una personalidad arrolladora, y junto con ese físico imponente hacen de él un personaje exquisito. Y por último, es evidente decir que es un ser ignífugo, lo que a lo largo de la película le permite matar y hacer mejor y más fácil su trabajo. Un monstruo de pies a cabeza al que llaman “Rojo”.

Fotograma de Abe Sapiens

También resulta interesante hablar de su compañero Abe o Abraham Sapien también conocido como “Azul”, otro monstruo que resulta un personaje muy curioso. Es como una mezcla entre un alien y un hombre pez, pero es un ser increíble con unas habilidades sobrehumanas como la psicometría y gracias a ello puede ver el pasado, presente y futuro de todo lo que toca. Además es tremendamente inteligente y lee cantidad de libros a una velocidad de vértigo.

Tengo que añadir, que además de acción, ficción y fantasía, el filme tiene una trama romántica también entre Hellboy y Liz. Con esto me refiero a que Hellboy siempre ha estado enamorado de ella, pero hasta el final de la película (como suele pasar), no se resuelve eso que hay entre ellos. Parece que Liz no está muy segura de lo que siente por él, al contrario que Rojo. Esta es una de las cosas que hacen a Hellboy más humano, está dispuesto a sacrificarse por Liz en cualquier momento, y no solo por ella, sino por sus amigos y también por todo aquel al que tenga que proteger. Por muy mal que la caiga y a pesar de lo orgulloso que es, su sacrificio y su trabajo lo convierte en una persona. Es un pedazo de personaje muy innovador, y creo que ahí reside el éxito de esta película. Además de la excelente ambientación proporcionada por el maestro mexicano.

Fotograma Hellboy y Liz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: