CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| The Breakfast Club

Cinco adolescentes castigados durante una mañana en el instituto aprenderán sobre el entendimiento y el respeto mutuo.
The Breakfast Club
Cast original de la película The Breakfast Club

The Breakfast Club -también conocida en español con el título de El club de los cinco– es todo un clásico del cine norteamericano que vivió la generación adolescente de los 80. Una película escrita y dirigida por John Hughes que muestra a cinco jóvenes castigados durante un sábado por la mañana en su instituto. Tres chicos y dos chicas que representan según su apariencia física la clase de grupo social al que pertenecen en el instituto: el deportista –Emilio Estévez-, la inconformista –Ally Sheedy-; la pija –Molly Ringwald-, el empollón –Antonhy Michael Hall– y el criminal –Judd Nelson-. 

Los cinco estarán obligados a redactar un ensayo durante todo el día sobre quiénes son. Es en este aspecto donde está el verdadero espíritu de la película, donde se sorprenderán cada uno de ellos al mantener conversaciones sobre el tema a redactar y donde serán conscientes de la realidad que les engloba a los cinco. Descubrirán que tienen mucho en común, pero se verán obligados a “hacer que no se conocen” para mantener los roles y status con sus grupos de amigos. 

The Breakfast Club
Cast de The Breakfast Club

El guion es lo que da fuerza y potencia al filme. Los cinco estudiantes viven frustraciones emocionales – las cuales van deshaciendo de ellas a lo largo del castigo- derivadas de la clase social y educación recibidas. Se refleja en ellos un espejo donde se pueden a ver los propios miedos y frustraciones de sus padres. Hughes construye a estos cinco personajes a través de sus prejuicios y en el momento en el que sienten empatía unos por otros es cuando la película llega a su punto más álgido. 

Una de las escenas más representativas que reflejan esta idea es la de Bender -Judd Nelson- cuando imita a la familia del empollón para después desahogarse de las realidades que él mismo vive en su casa con su familia. Este es el momento en el que los cinco comparten no solo entre ellos, sino con la audiencia sus respectivas historias, que desde ese momento hasta hoy no han perdido nada de actualidad. 

The Breakfast Club
Judd Nelson en The Breakfast Club
The Breakfast Club
Judd Nelson y Molly Ringwald en The Breakfast Club

El personaje de Judd es el más representativo de la película y el que más fuerza tiene. El beso que protagoniza al final de la misma junto con Molly Ringwald es visto como un triunfo por parte de la audiencia. Al ser visto como un perdedor en comparación con los otros cuatro jóvenes el hecho de que haya alguien que le haga sentir bien y tal y como es hace que el público empatice con él.

El objetivo del director de la película era calar en el imaginario colectivo de la audiencia sobre el concepto de los roles en los institutos, hacerles ver que hay muchas más similitudes entre “los que representan a cada grupo” que las diferencias que les separan, como podemos ver en los primeros minutos del metraje. 

El famoso fotograma congelado al final de la película sobre el personaje de Judd Nelson invita al espectador a que entienda el valor de la narración, y la convierte -sonando la canción Don´t you (forget about me) en todo un clásico. 

The Breakfast Club

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: