CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| Apocalypse Now

Todo un clásico de cine bélico, "Apocalypse Now" es considerada la 17ª mejor película jamás hecha según The Hollywood Reporter.

Apocalypse Now es una película estadounidense de 1979 dirigida por el genial Francis Ford Coppola, y basada en la novela Heart of darkness de Joseph Conrad. Además, el director se inspiró en el libro La Rama Dorada, escrito por el antropólogo J.G. Frazer, para hacer la mítica escena final de la película. Apocalypse Now ha recibido numerosos premios entre los que destacan dos Oscars a la mejor fotografía y sonido en 1979; la Palma de Oro en el festival de Cannes en el mismo año; el premio David di Donatello al mejor director extranjero y tres Globos de Oro al mejor director, actor secundario y banda sonora. ¿Merecidos? La duda ofende. De hecho, la repercusión del filme ha sido tal que incluso algunos videojuegos de gran fama mundial como es la saga de Tomb Raider se han inspirado en la estética de la película para diseñar sus escenarios.

Fotografía en el rodaje de Apocalypse Now

La obra de Coppola narra la historia del Capitán Willard (Martin Sheen), un joven oficial estadounidense de los servicios de inteligencia durante la Segunda Guerra Mundial. El militar recibe la orden de matar a Kurtz (Marlon Brando), un coronel renegado que ha perdido el juicio. Para ello, el Capitán Willard debe viajar a Camboya y navegar por el río hasta llegar al corazón de la selva. Allí es donde se refugia el desquiciado excoronel, que se ha convertido en el líder déspota de una tribu que le adora como si de un dios se tratase. A lo largo de su viaje para acabar con Kurtz, el Capitán Willard irá descubriendo cosas sobre la guerra y el hombre occidental que harán que comprenda las razones que mueven al hombre al que debe matar.

Algo que sin duda alguna marca la diferencia de esta película es el magnífico guion, de la mano de John Milius y el propio Coppola. Los diálogos son una parte fundamental del filme, ya que a través de ellos se logra profundizar en la moral y ética de los personajes e intenta – de manera exitosa – transmitir las distintas percepciones del Bien y el Mal. Todos los diálogos de la película son importantes, ya que en todos ellos se atisban rasgos de personalidad de los distintos integrantes de la conversación. Si se profundiza en la intención de los diálogos, se podría afirmar que la película es un continuo monólogo del protagonista, que contrapone continuamente su conciencia como individuo y como soldado.

Martin Sheen como el Capitán Willard en Apocalypse Now

En cuanto al rodaje de la película, se podría decir que no fue coser y cantar precisamente. De hecho, podría tacharse de complicado. Destacó el cambio de actor que Coppola llevó a cabo una vez comenzada la producción: decidió sustituir a Harvey Keitel por Martin Sheen para el papel principal, ya que decía que Keitel era un actor muy exhibicionista por lo que no valía para interpretar el personaje del Capitán Willard, que era más bien un observador. Debido estos problemas de producción, Francis Coppola tardó nada más ni nada menos que cuatro años en acabar la película. El rodaje de las escenas que tienen lugar en la jungla duró cuatro meses, durante los cuales la familia de Coppola estuvo acompañándole en todo momento. 

Otro aspecto que no se puede dejar de lado al hablar de Apocalypse Now es, sin duda alguna, la espectacular banda sonora, que corrió de la mano de Francis Ford Coppola y Carmine Coppola, y que fue la ganadora del Oscar. En esta película, Coppola dota de una especial importancia a los efectos sonoros, bien sean música, diálogos, ruidos o silencios. La banda sonora se convierte en algo crucial para proporcionar continuidad en las secuencias a lo largo de todo el montaje de la película, apoyando a su vez a las distintas emociones que persiguen a los personajes a lo largo de la historia. Los ruidos y los silencios se convierten en un elemento más, situando al espectador en el lugar de la acción y jugando con sus emociones según lo requiera la escena.

Escena de Apocalypse Now en la que suena I Can’t Get No Satisfaction

Esta película ha sido descrita como “un festín visual y sonoro”, y no es para menos. Los planos de Apocalypse Now, al igual que su banda sonora, se adaptan perfectamente a cada situación. Nada más empezar la película, Coppola opta por presentar una situación devastadora haciendo uso de planos amplios, secuencias largas y hasta cierto punto monótonas. Sin embargo, el dinamismo empieza a acentuarse según el espectador va adentrándose en la historia del joven oficial: las secuencias son más rápidas, las escenas más sensibles y el punto de vista mucho más descriptivo. El numero de planos generales se va viendo cada vez más reducido, dando mayor protagonismo a los planos expresivos, que permiten ver las reflexiones y cambios de los diversos personajes. De hecho, llegando al final de la película, el espectador se ve tan sumergido en ella que da la sensación de estar mirando a través de los ojos del protagonista de la historia. Simplemente, espectacular.

Apocalypse Now se ha convertido en un hito del cine, y no es para menos. Una historia de introspección y destrucción que muestra los límites que es capaz de cruzar el ser humano, el horror de la guerra y la lucha interna que tenemos todos y cada uno con nosotros mismos.

Tráiler Apocalypse Now

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: