CINE PERSONALIDADES

Ennio Morricone

Compositor de algunas de las más emblemáticas bandas sonoras de todos los tiempos, Ennio Morricone nos abandonó recientemente, pero su obra nos acompañará para siempre
Ennio Morricone

Ennio Morricone nació el 10 de noviembre de 1928 en la ciudad de Roma, Italia, y falleció en la misma el pasado 6 de julio de 2020. Reconocido compositor y director de orquesta, a sus espaldas cuenta con más de quinientas bandas sonoras. Muchos de sus temas resuenan en la memoria auditiva del espectador, haciendo recordar grandes escenas de la historia del cine.

Comenzó su andadura musical con la trompeta de su padre, también músico, a temprana edad y con tan solo 6 años ya compuso su primera obra. Aunque de iniciativa autodidacta, Ennio estudió en la Academia Nacional de Santa Cecilia además de acudir al conservatorio. Tras obtener su diplomatura en trompeta comenzó a trabajar componiendo piezas para la radio y haciendo arreglos para música de películas. Más tarde, en la década de los 50, recibió formación en composición de la mano de Goffredo Petrassi.

Ennio Morricone y Sergio Leone
Ennio Morricone y Sergio Leone

En los años 60, un antiguo amigo de la infancia, el director Sergio Leone, le requeriría para componer la banda sonora de la que sería la primera película de la Trilogía del Dólar, Por un puñado de dólares (1964), a la que seguirían La muerte tenía un precio (1965) y El bueno, el feo y el malo (1966), marcando un antes y un después en lo que se conoce como el spaghetti western.

BSO de la película La muerte tenía un precio (1965)
BSO de la película El bueno, el feo y el malo (1966)

En las décadas posteriores, seguiría trabajando, y nos dejaría bandas sonoras inolvidables. Con Days of Heaven (1978), de Terrence Malick, obtendría su primera nominación a los premios de la Academia. Más tarde nos traería la que es considerada por muchos como la mejor banda sonora de la historia del cine con Érase una vez en Ámerica (1984). Se puede ver como las piezas compuestas por Morricone se hacen inseparables de las imágenes de Leone, creando una simbiosis perfecta. A pesar de ello, no fue nominada a los Oscar, ya que el nombre del compositor no aparecía en los créditos finales.

BSO de Érase una vez en Ámerica (1984)

Dos años más tarde le llegaría su segunda nominación al Oscar por La misión (1986), aunque por esta si ganaría el Globo de Oro y el Bafta a mejor banda sonora. La música del oboe del padre Gabriel como hilo comunicacional entre ambas culturas se hace de forma sublime con la pieza de Morricone, acompañando perfectamente al mismo tiempo al ambiente de la escena. Seguidamente, en 1988, compondría una de sus más memorables bandas sonoras para Cinema Paradiso (1988). El film de Giusseppe Tornatore, con quien trabajará en más ocasiones, es toda una carta de amor al séptimo arte que perdería parte de su esencia si no estuviera acompañada por las notas de Morricone. Porque ese final con los recortes de besos de películas que le regala Alfredo a Toto no sería tan emotivo sin la música del maestro italiano que, para su creación, contó con la colaboración de su hijo Andrea Morricone.

BSO de La misión (1986)
BSO de Cinema Paradiso (1988)

En años venideros sería nominado por otros trabajos realizados en películas como Bugsy (1991) o Malèna (2000). Pero no sería hasta el 2006 cuando Ennio Morricone recibiría su primer Oscar honorífico por su contribución musical y artística al cine. Además de ello, recibió a lo largo de su carrera gran número de premios entre los que se encuentran los Grammy, Globos de Oro, BAFTA o David de Donattello, entre otros.

Ennio Morricone
Ennio Morricone en los Oscar

En 2016, el compositor italiano recibió de la Academia el premio por su trabajo en la película de Los odiosos ocho (2015), de Quentin Tarantino, convirtiéndose así en el ganador más longevo en dicha categoría. En este film podemos ver en su trabajo una evolución en la composición de temas para westerns. Nota a nota, Morricone nos adentra a la perfección el ambiente asfixiante al que nos dirige Tarantino en esa cabaña en medio de la nieve. No será una de sus mejores bandas sonoras, pero el reconocimiento a su desempeño en el filme es bien merecido.

BSO de Los odiosos ocho (2015)

Ennio Morricone pasa a la historia como uno de los mejores compositores de bandas sonoras, dejando tras de sí una prolífica carrera trabajando con grandes directores como Pier Paolo Pasolini, Brian de Palma o Sergio Leone, entre otros. Supo desempeñar a la perfección su tarea como catalizador para dejar al oyente piezas que quedarán para la posteridad. Su versatilidad y originalidad le hicieron emocionar con su música a todo el que la escuchaba. El cine y algunas de las películas más recordadas del séptimo arte no serían lo mismo sin sus partituras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: