CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| Joker

Una de las películas más esperadas de este pasado 2019. Uno de los villanos más fántasticos y famosos del mundo de los cómics. Joker de Todd Phillips desde su estreno ha arrasado en la taquilla mundial.

Escrito por Susana Navas

Cartel promocional

Nunca un sin sentido había tenido tanto sentido. Nunca una sonrisa había sido tan triste. Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) es un hombre cuya pasión es hacer reír a la gente, pero su visión de la vida cambiará, convirtiéndole en un temible villano. Joker nos desenmascara la identidad detrás del personaje.

Con esta película, Todd Phillips ha logrado sembrar la locura y el caos, ha logrado que amemos a un personaje, a un villano, a un hombre, a un malvado como es el joker, uno de los personajes más conocidos en toda la historia de los cómics. La película es un acierto en toda regla, y eso que no era una tarea fácil habiendo tenido tan grandes interpretaciones de este personaje, como el insuperable joker de Heath Ledger en la cinta de Nolan o la excéntrica interpretación de Jack Nicholson en el filme de Tim Burton.

Pero esta película es especial, esta película tiene vida propia, y una de las cosas que ha contribuido a ello es la estética. Un estilo clásico que casa en perfecta armonía con lo que quiere transmitir Phillips: un hombre enfermo mental cuya único medicamento es sucumbir a la locura. En cuanto al ritmo del filme, es lento durante la primera hora y veinte hora y media, cuando relata la historia de Arthur Fleck como hombre, como persona, es decir, el oscuro origen que le hará convertirse finalmente en el Joker.

Es cierto que hay gente a la que se le ha hecho un poco pesada esta parte, pero es que realmente esta película iba a contar la historia humana, lo que hay detrás del personaje. No la ficción, eso ya se ha contado en varias versiones. Y realmente es algo verosímil, algo que podría pasar en la sociedad de hoy en día. Hay un cambio de ritmo cuando Arthur va cometiendo sus primeros asesinatos, se va precipitando, se va acelerando el ritmo hasta llegar al culmen, al caos, donde nada importa. Es magistral la forma en la que Phillips ha conseguido hacer encajar la evolución del personaje y la evolución de película con el ritmo. Esto lo que demuestra es que el propio personaje es una estrella: una estrella que acaba siendo guía de una revolución y una estrella que se convierte en el guía de la propia película, la que va marcando el ritmo con su evolución.

Fotograma caos final

De la misma manera que la película se va precipitando, paralelamente lo hace el protagonista, Arthur. A lo largo de la película tiene una evolución que coincide con el ritmo de la película: comienza siendo un hombre dulce, inocente que sufre en silencio. Según va avanzando el filme, va descubriendo mentiras sobre el pilar fundamental de su vida: su madre. A partir de ese momento empieza a cambiar.

Fotograma de Arthur

Atrevido, excéntrico y lo más importante, feliz; esto es lo que se refleja en los últimos momentos del largometraje. Phillips tiene en cuenta cada detalle, cada pequeña emoción que siente Arthur, la ira que provoca el caos y la revolución, pues al final consigue convertirse en un icono de una rebelión. La película ha sido, sin duda, una apuesta arriesgada, puesto que no cuenta una historia de superhéroes, sino la historia de un villano. Un villano que en realidad es un hombre víctima de los prejuicios e injusticias de la sociedad. Quizá esconderse bajo un disfraz era su manera de protegerse.

Me parece tan complicado intentar explicar con palabras esta película…creo que en este caso son mucho mejores las emociones que sentimos al verla. Y el cuerpo con el que te quedas al salir de esa sala de cine con un suelo repleto de palomitas. Son tantas emociones juntas al mismo tiempo que para mí es inexplicable. Tiene tantísimo contenido psicológico del que me podría pasar hablando horas y horas, pero esto es cine, no psicología, asique no me concierne.

Fotograma de la película

“Put on a happy face :)”. Quizá esa sea la lección que hayamos aprendido de esta película, ¿no? O quizá sea aprender a bailar en unas escaleras. Hay muchas posibilidades y cada cual tendrá la suya. Si me permitís contaros la mía, creo la locura es la única medicina para sobrevivir en este mundo. Y que la locura no tiene límites. Y cada vez estoy más convencida de ello. El genio Paulo Coelho decía “la locura es la incapacidad de comunicar las propias ideas”, y que “la locura es la única manera de escapar a la esclavitud” ¿No encaja esto con la película? Bueno puede que sí. Arthur, al fin y al cabo, solo era un esclavo de esa sociedad tan injusta y que tanto se cebaba con él. No eran capaces de conocerle ni de darle una oportunidad.

Escena de la película

Se ha merecido mucho esos 2 Óscar que ha recibido: mejor banda sonora, y mejor actor a Joaquin Phoenix. MARAVILLOSA actuación del actor. Sublime y merecidísima de ese gran premio. Gran sacrificio el que tubo que hacer para meterse en el papel de Arthur Fleck, tanto psicológica como físicamente. Me gustaría comentar algunas de las escenas que improvisó el mismo Phoenix y que quedaron en la película como guinda que colma el pastel . Por ejemplo, en la que se introduce de su nevera, o el baile que se marca en el baño después de cometer su primer asesinato. En palabras del propio Phillips: “Solo estábamos él y yo solos en el baño. Había 250 personas del equipo esperando afuera. Él simplemente comenzó a hacer ese baile y nos miramos y supimos que esa era la escena. Tenía sentido para nosotros, porque cuando conocí a Joaquin por primera vez, le dije que Arthur era una de esas personas que tiene la música en él. Así que la música y la danza se convirtieron en un tema en la película”.

Baile en el baño del metro

Por último me gustaría recalcar la humanidad que tiene esta película, que como hemos aprendido en las clases de guion, es una de las claves para que un guion sea bueno. Y vaya si la tiene. No te garantiza ni la excelencia ni la perfección, pero a esta película no le hace falta ser perfecta. Es una de las imperfecciones más bellas que he visto.

Dicho esto y sin más dilación….¡que empiece la función!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: