CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| Insidious

Marcó un punto de inflexión en el cine paranormal y tras su éxito, James Wan traería la famosa saga The Conjuring. Sin duda, una joya para los amantes del terror

El siglo XXI nos ha dejado grandes película del género de terror y muchas de ellas nos la ha traído James Wan. El director, productor y guionista malayo es conocido por dar el pistoletazo de salida a una de las sagas más sangrientas de la gran pantalla (Saw, 2004), y por unas historias de espíritus aterradoras (The Conjuring, 2013, Dead Silence, 2007). A excepción de la primera entrega de Saw, el resto de sus largometrajes se aproximan al ámbito más comercial que distan mucho del, a mi parecer, más interesante nuevo terror que nos dejan propuestas de gran atractivo como La Bruja (2015), Déjame salir (2017) o Midsommar (2019).

Insidious (2010) parte de premisas clásicas. Una familia se muda a una nueva casa y, tras un accidente, uno de los hijos se queda en un aparente coma. A raíz de ello, empezaran a ocurrir sucesos paranormales que atormentarán a los inquilinos. Misma propuesta que hemos visto numerosas veces, pero lo que marca la diferencia es la presentación.

Imagen de Insidious
Fotograma de Insidious (2010)

La estética oscura donde predominan los azules y grisáceos, en algunos planos rozando el blanco y negro, hace que se vea mucho más acentuado el color rojo que representará a los espíritus y fuerzas malignas que imperan en el casa, así como el puente entre el mundo de los vivos y los muertos.

En cuanto a los elementos sonoros y la música, creada por Joseph Bishara (The Conjuring, 2013, Annabelle, 2014), tan destacados en las películas de terror, están muy conseguidos y acompañan perfectamente a los golpes y giros del guion, así como a los movimientos de cámara y la puesta en escena. Ruidos metálicos y el rasgar de los violines marcan a la perfección los sustos en la cinta y logran poner los pelos de punta al espectador. Muy adecuado es el tema Tiptoe Through The Tulips, de Tiny Tim, que a más de uno no se le irá de la cabeza.

Banda sonora de Insidious (2010)
Canción Tiptoe Through The Window de Tiny Tommy

Las actuaciones son notables y sirven de forma correcta para desarrollar la historia. Principalmente la labor actoral recae en Rose Byrne, quien se encarga de la primera parte de la película y hace un trabajo más destacado, y Patrick Wilson, que tiene mayor peso en la segunda parte. Cabe hacer una pequeña mención al elemento cómico que aportan el dúo formado por Angus Sampson y Leigh Whannell (guionista de la película), que acompañan a la médium Elise en su andadura contra los espíritus, y que mejoran el final de la película, facilitando la retaila de sustos que acaban por hacerse algo previsibles.

Fotograma de Insidious
Fotograma de Insidious (2010) con Rose Byrne y Patrick Wilson

Ya han pasado diez años desde que se estrenó Insidious y muchas películas de terror han colmado las carteleras de los cines. En comparación con algunas de ellas, habrá espectadores que la tacharán como una más del género, pero supuso una propuesta interesante en su día recuperando los elementos clásicos del terror. No es tan interesante como lo fue Saw, pero merece echarle un vistazo si eres amante de los sustos.

2 comentarios

  1. Pingback: CRÍTICA| El hoyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: