CINE PERSONALIDADES

Tarantino. No hace falta más título

“Cuando alguien me pregunta a cuál escuela de cine he ido, yo respondo: -No fui a ninguna escuela de cine, solo fui al cine"

Si alguien te pregunta que quién es Quentin Tarantino, corre. O estás en presencia de un alienígena o, peor, de una persona que cree que Fast&Furious es una saga “brutal”.

Dejando las bromas a un lado, Tarantino es, sin duda alguna, uno de los directores más reconocidos hoy en día. ¿Merecido? La duda ofende. Con nueve películas y más de treinta premios a sus espaldas, Quentin Tarantino se ha convertido en una leyenda. Sus películas, cargadas de sangre, ironía y personajes exuberantes, han hecho que el mundo cinematográfico se ponga a sus pies. Su particular estética se ha convertido en una influencia tanto en el cine como en la televisión y la publicidad.

Tarantino
Quentin Tarantino

Viajando atrás en el tiempo, los orígenes de este reconocido cineasta se remontan a Knoxville, Tennessee, lugar de su nacimiento (27 de marzo de 1963). Fue en un videoclub de allí en el que Quentin desarrolló su pasión por el cine mientras se ganaba su primer sueldo. Poco a poco, el joven Tarantino se fue interesando más y más en el tema, hasta convertirse en un experto en el séptimo arte – tal y como demuestra en todas y cada una de sus películas.

En 1992, Tarantino realizó su primera película, Reservoir Dogs, que presentó al Festival de Cannes de ese mismo año, sorprendiendo gratamente a los asistentes. Dos años después, en el 94, el joven que empezó en un videoclub presentó al mundo su segunda creación, que es quizás la más conocida de toda su filmografía: Pulp Fiction. Esta obra de arte es considerada la película americana más influyente de la década de los 90 según Rotten Tomatoes.

Tres años después del gran éxito de la película de hamburguesas y cocaína, Tarantino volvió con Jackie Brown una película basada en la novela Rum Punch de Elmore Leonard. Con un 87% en Rotten Tomatoes, lo cierto es que es un filme altamente recomendado a los amantes de una buena película de acción.

Fotograma de Jackie Brown
Fotograma de Jackie Brown

En 2003 y 2004, el americano estrenó las dos películas de una historia que comparte podio con Pulp Fiction: Kill Bill Vol. 1 y Kill Bill Vol. 2. En 2007, Death Proof llegó a los cines, dejando tras de sí una oleada de vítores y alabanzas. Dos años más tarde, Inglourious Basterds llegó, y definitivamente se quedó. No hay que decir nada más de esa película.

Sus tres últimas obras se estrenaron después de 2010: la primera fue Django Unchained (2012), la segunda The Hateful Eight (2015), y la última, Once Upon a Time in Hollywood, llegó el año pasado.

Once Upon a Time In Hollywood premiere
Premiere de Once Upon a Time In Hollywood

¿Qué tienen en común todas las películas de este excéntrico director? Pues, a parte de las numerosas escenas de pies femeninos, todas y cada una de las historias, desde Reservoir Dogs hasta Once Upon a Time in Hollywood, muestran violencia explícita. ¿Por qué? En palabras del propio Tarantino, la violencia es la mejor forma de conectar con el público, por lo que ve necesario utilizar litros y litros de sangre en la gran pantalla. Además de la sangre y los pies – temas que, a primera vista, pueden parecer poco atrayentes -, a Tarantino también le gusta la buena música: Bang Bang, de Nancy Sinatra y Cat People de David Bowie, no hay peros que valgan.

Al igual que dedica sus bandas sonoras a amantes de la música, Tarantino también tiene detalles con los cinéfilos de toda la vida: ver películas de Tarantino es meterte en un continuo homenaje a grandes clásicos del cine. Por ejemplo, el baile de Uma Thurman y John  Travolta en Pulp Fiction es idéntico al de la película , de Federico Fellini. Hablando de grandes actores, Tarantino es conocido también por recurrir a un elenco similar para todas sus películas. Grandes personalidades del mundo de la actuación como Samuel L. Jackson, Uma Thurman, Harvey Keitel o Zoe Bell han participado en más de una película del director.

Escena de Uma Thurman y John Travolta en Pulp Fiction

En definitiva, ¿qué es lo que hace a Tarantino un grande entre los grandes? No es, ni mucho menos, el contenido ideológico o político de sus películas. Más bien, es el cariño con el que prepara cada plano, cada historia, cada canción y cada personaje. Es el humor negro, la exageración, lo absurdo, y lo retorcido de sus filmes. Sí, Quentin Tarantino ha recibido tantas críticas como halagos, pero dejando las opiniones negativas de lado, sus películas son, sin lugar a dudas, obras de arte.

Tarantino con una estatua de cera
Tarantino con una estatua de cera

Si te ha gustado esta entrada, te va a encantar nuestro artículo sobre Wes Anderson

2 comentarios

  1. Pingback: Ennio Morricone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: