CINE PERSONALIDADES

Wes Anderson, el rey del color y lo visual

Este hombre es un director fantástico, de eso no cabe duda. Único, original, creativo, exagerado. ¿Qué más se puede pedir?

Wes Anderson es un cineasta estadounidense conocido sobre todo por su estilo audiovisual tan característico. Ya desde pequeño dejó ver su faceta cinematográfica cuando con una de las cámaras de su madre, grababa películas mudas donde sus hermanos, y en ocasiones sus amigos, eran los actores.

Estudió en la Universidad de Texas, donde conoció al actor, productor y guionista Owen Wilson. Forjaron una gran amistad y desde ese momento ambos tienen una larga asociación. Han compartido créditos de guion y actuación en las películas Bottle Rocket, Rushmore y The Royal Tenenbaums.

La carrera de Wes Anderson comenzó en el año 1994 cuando lanzó su cortometraje en blanco y negro y de 13 minutos de duración, Bottle Rocket. No tuvo mucho reconocimiento ni éxito en taquilla, pero le abrió las puertas. Dos años más tarde, bajo el mismo nombre, sacó el largometraje a color, basado en el cortometraje, y tampoco tuvo éxito. ¿Entonces cómo consiguió despegar Wes Anderson? ¿Qué es lo que le hizo convertirse en quién es hoy en día?

Su primer éxito llegó en 1998. Rushmore es un comedia que habla sobre el enamoramiento de un estudiante pésimo con una profesora dulce y encantadora, a la que intenta engatusar también, el padre de uno de los alumnos.

The Royal Tenenbaums fue su siguiente película, la cual se convirtió en su mayor éxito hasta Moonrise Kingdom en 2012. Fue nominada para un Óscar (ahí es nada), y recaudó más de 70 millones de dólares. En esta película ya comenzamos a ver el estilo que define al director, que en las dos anteriores no se veía aún con claridad. Utiliza colores llamativos y fuertes. En determinadas escenas hace uso de colores cálidos como el naranja, sobre todo, y en otros, tonos más fríos. La simetría del escenario está muy presente en todas sus creaciones, así como la concordancia entre los colores utilizados y los personajes, diferenciando entre unos y otros a través de las distintas gamas de color. La puesta en escena y la fotografía son lo que más llama la atención, ya que cuida hasta el más mínimo detalle acerca de los personajes, la colocación de cada objeto en escena, la composición de esta, los colores etc

Ejemplo de uso de colores cálidos en The Royal Tenenbaums
Ejemplo de uso de colores fríos en The Royal Tenenbaums

Sería una locura nombrar toda su filmografía, pero sin duda hay algunas que destacan sobre las demás. Fantástico Señor Fox fue lanzada en el año 2009 y se trata de la adaptación del libro con el mismo nombre de Roald Dahl. Es una de mis favoritas de este director por varias razones. Está hecha con la técnica del stop-motion, que tiene de original tanto como de compleja. La historia es también única: una pareja de zorros que viven con su hijo y el padre se dedica a robar en las granjas próximas todo lo que pilla.

La película fue nombrada al Óscar a la Mejor Película de Animación y a la Mejor Banda Sonora Original. Sin duda la música es otro de los grandes puntos fuertes tanto del director como de esta película en especial. Es muy significativa y envuelve al espectador totalmente.

Algunas otras son El Gran Hotel Budapest del año 2014, siendo uno de los mayores éxitos comerciales del cineasta. ¡Con ella recaudó más de 175 millones! y consiguió nueve nominaciones a los Óscar, de los cuales se llevo cuatro de ellos, nada más y nada menos, incluyendo el de Mejor Director.

Sus películas más recientes son Isla de Perros del año 2018, sobre la cual escribimos una crítica que no os podéis perder, y The French Dispatch que se estrenará en julio de este año y cuenta con caras tan conocidas como Timothée Chalamet, Bill Murray, Benicio del Toro, Owen Wilson, Tilda Swinton, Saoirse Ronan, Edward Norton o Christoph Waltz entre otros. ¿Qué más podemos pedir? Os dejo aquí el tráiler si es que aún no lo habéis visto para abriros el apetito y tener esperanzas en este verano, que por lo menos algo bueno nos trae por el momento.

Para finalizar quiero decir que como ya os habréis dado cuenta, la filmografía de Wes Anderson esconde mucho. Todo lo que hace, todos los elementos que utiliza y que quiere que el espectador vea, tienen una razón calculada y de peso. Aquí os dejo unos ejemplos del uso de paletas de colores que le caracterizan y de la simetría de la que os he hablado. La verdad que impresiona.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: