CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| La Novia Cadáver

Una maravilla en el cine de Tim Burton. En este artículo analizamos un poco más de cerca La Novia Cadáver, una de las películas de animación más bellas.

Escrito por Susana Navas

Como no podía ser otra, os traigo otra de las preciosas obras de arte del gran Tim Burton. En este caso, La Novia Cadáver, cuyo título original es The Corpse Bride, es una película estadounidense de 2005; clasificada como género de animación, fantástico, comedia, romance, musical incluso un poco terrorífica.

En la época victoriana -algo que le encanta al director, ya que también ambienta otras pelis suyas en esta época, como Alicia en el País de las Maravillas– un pequeño triste y reprimido pueblo tiene a dos de sus ciudadanos, mejor dicho dos tímidos o timidísimos jóvenes, a punto de casarse. Pero nunca se han visto antes. Por una parte, tenemos a la familia de Víctor (Johnny Deep), el protagonista, que es la familia Van Dort. A ellos no les falta riqueza, pero carecen totalmente de clase.

Familia Van Dort

Por otro lado, tenemos la familia de Victoria (Helena Bonham Carter), la chica con la que se va a casar, que pertenece a la familia Everglot. Estos son lo contrario a los Van Dort: son los aristócratas por excelencia, es decir que les sobra clase, pero les falta dinero. Se podría decir que su hija es el pasaporte para conseguir volver a la escala social, porque nunca han visto nada más en la pobre chica.

Familia Everglot

Los problemas empiezan cuando Víctor por accidente y practicando los votos para el casamiento, los pronuncia correctamente en el cementerio y posa el anillo en la mano de Emily, la novia cadáver. Victor y Victoria parece que han conectado. Sin embargos la muerta reclamará sus derechos como “prometida”.

Dicho esto, me gustaría centrarme en el aspecto que creo que más envelesa de esta película, y bueno en general todas las de Tim Burton, que es esa estética tan gótica, tan terrorífica y expresionista característica de este director. Me parece muy hermoso lo que hace este director con los escenarios. Tasha Robinson escribió sobre la película: “Como los mejores trabajos de Burton tiene lugar en un mundo distorsionado, vívidamente coloreado y meticulosamente construido donde la extravagancia y la macabra alegría se mezclan libremente”.

Mundo de los vivos

Y es que es tan extravagante como bonito. Además hay una distinción cuando muestra el mundo de los vivos con un brillo plateado, destellos púrpura, carmesí y azul. Sus habitantes tienen la extrema palidez de la muerte en sus mejillas y no se divierten. Vamos que están más muertos que el mundo de los muertos.

Mundo de los muertos

Frente a este, está el mundo de los muertos en el que juega con una paleta de verdes, dorados y rojos, inspirado en la celebración del dia de los muertos mexicano mezclado con un cierto aire criollo. Aquí podemos encontrar los familiares esqueletos de Burton, incluidos un camarero sin cabeza o un gusano verde. Como conclusión: los escenarios de los vivos se diseñaron para parecer más sin vida que el colorido mundo de los muertos.

Realmente, Tim Burton nos ofrece una historia verdaderamente trágica a través de un espectáculo-musical delicioso. La historia de una joven a la que no solo le parten el corazón, sino que a la vez asesinan. Una novia esperando a que su amor verdadero la libere de su maldición. Un mundo en el que los protagonistas son los muertos, unos muertos muy vivos. Un mundo en el que la verdadera luz en la oscuridad son los muertos.

A pesar de que sea una película de animación, esa estética burtoniana se sigue manteniendo. Al igual que el gusto por esas espirales tan características de los decorados, que también se pueden ver en otras de sus obras como Pesadilla antes de Navidad.

Al igual que ocurre en Eduardo Manostijeras, Tim Burton en La Novia Cadáver consigue, a través de “monstruos no monstruos”, llegar al equilibrio de dos mundo completamente distintos. Pero siempre con una tragedia de por medio. Algo que no esperas que una película de animación, en este caso, se pueda contar.

Lord Barkis

Por poner alguna pega, me hubiera gustado una mejor construcción y presentación del malvado Lord Barkis. Es cierto que desde el momento uno lo muestran para que el público ya sepa que es el malo. Pero me parece todo muy fácil en cuanto a este personaje se refiere. No se le ponen muchas obstáculos, peripecias o resistencias a su actuación. Todo lo contrario, es como si le estuvieran abriendo el paso. Y al final de la película se corrobora esta teoría, porque la forma de quitárselo de el medio es un poco absurda e surrealista.

Hablando un poco del final, por otra parte, era complicado satisfacer a todos los públicos. ¿Qué haces con Victoria y con Emily? Bueno, quizás cometo el error de contestar esto desde mi perspectiva. Lo normal desde un principio, y lo que da a entender, es que se va a quedar con Victoria. Pero ¿Emily? Al fin y al cabo es la que más ha sufrido. A mí desde que la ví por primera vez me ha tocado la fibra este personaje, y siempre me imagino lo que hubiera sido si se hubiera quedado con ella. Supongo que era lo que me hubiera gustado. Sin embargo, el final que le dan a Emily (a pesar de mis discrepancias traviesas), acompaña de forma armónica a la belleza singular de la película.

Final de la película

La cuestión es que, a pesar de que tenga sus pros y sus contras es una película que ha tenido una brutal aceptación por parte de todos. Y nunca nos cansamos de verla. En su conjunto, es una maravillosa revolución del mundo cinematográfico. Es una película bella, y eso no se lo quita nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: