CRÍTICAS SERIES

CRÍTICA| Riverdale

Riverdale es la típica serie que amas u odias. Ficción, amor, drama, crímenes, terror. Lo tiene todo.

Sin duda esta serie adolescente destaca por su trama, que engancha desde el primer momento, pero sobre todo -en mi opinión- destaca por los personajes.

Archie Andrews (KJ Apa), Betty Cooper (Lili Reinhart), Veronica Lodge (Camila Mendes), Jughead (Cole Sprouse) y Cheryl Blossom (Madelaine Petsch), son los cinco protagonistas.

Por orden los protagonistas Cheryl, Archie, Betty, Jughead y Veronica

La serie se podría considerar un típico drama de instituto estadounidense, pero va mucho más allá, de hecho no tiene nada que ver.

La primera temporada se lanzó en enero de 2017 y consta de 17 episodios donde se presenta a los distintos personajes que habitan el supuestamente, “tranquilo y pacífico” pueblo de Riverdale.

Tras un duro verano en el que han tenido que enfrentarse a la trágica muerte del hermano de Cheryl, Jason Blossom (al que da vida el actor Trevor Stines), todos ellos vuelven al instituto. De hecho será esta muerte trágica y violenta la trama principal y el núcleo de esta primera temporada.

Al comienzo, la serie es un tanto lenta ya que su objetivo es que el espectador conozca a los personajes que le van a acompañar durante las sucesivas entregas.

Se muestra la pasión por la música de Archie, como Betty está enamorada de él desde que eran muy pequeños y como por parte de Archie no es recíproco; la llegada al pueblo de Veronica Lodge, una nueva estudiante de Nueva York que enloquecerá de amor a Archie. ¿Triángulo amoroso? ¿Problemas del corazón a la vista? Yo digo sí.

Cartel de la primera temporada de Riverdale

Como ya se ha comentado antes, el misterio de la muerte de Jason será lo que guíe la historia. Un crimen a resolver por estos jóvenes protagonistas mientras están embarcados al mismo tiempo en problemas típicos de la edad.

La segunda temporada salió en octubre de 2017 y tiene el doble de episodios que la anterior.

Tras el descubrimiento del asesino de Jason (aquí no haremos spoilers, que luego no queremos problemas), una nueva oscuridad acecha Riverdale. Esta vez se trata de “Black Hood” o “El encapuchado Negro”, que será el asesino de turno que nos tendrá en vilo durante esta parte.

Los personajes se muestran mucho mas maduros: Betty es una aprendiz de detective y es la que seguirá más de cerca los pasos de este sangriento criminal; Veronica se enfrenta a su padre, un malvado y codicioso capo de la droga, que seducirá a Archie para que se convierta en su ayudante… Sin duda esta temporada es mucho más interesante en cuanto a acción.

La tercera es para muchos de sus seguidores, entre los que me incluyo, la peor. No es que sea mala, ni mucho menos, pero en mi opinión es demasiado ficticia. A los guionistas se les fue un poco la olla, por decirlo de alguna forma.

Ya se ha desvelado la identidad de Black Hood. ¿Y ahora qué? ¿Tranquilidad y paz para el pueblo de Riverdale? ¡Ni hablar! Aparece un nuevo criminal al que destapar, esta vez “Gargoyle King” o “El Rey Gárgola”.

Y ¿por qué digo que es mucho más ficticia? Pues porque en esta temporada empiezan a ocurrir cosas paranormales, fuera de lo normal vaya. Para empezar, el asesino al que se enfrentan luce exactamente así:

Al ver esto, los seguidores más fieles no supimos que pensar. Te empiezas a dar cuenta además que la Iglesia está involucrada, que hay de por medio sectas que comienzan a reclutar a miembros entre los que destacan la madre de Betty y su mejor amigo Kevin (Casey Cott).

En mi opinión creo que es una temporada en la que querían meter mucha acción y se pasaron, haciendo que fuese demasiado surrealista.

La temporada cuatro es la última que se ha estrenado. Cuenta con 22 episodios y narra la vida de nuestros protagonistas en su último año de instituto. De nuevo, la identidad del último acosador ya había sido resuelta al final de la temporada anterior, de forma que en esta parte se enfrentan a problemas bastante distintos, es decir, no hay una identidad oscura que revelar.

Comienza con la muerte del padre de Archie, su entierro y todo lo que ello conlleva. La trama se centra sobre todo en la relación de Veronica con su padre Hiram (Mark Consuelos), y en la nueva vida de Jughead, que ha sido aceptado en la universidad de Stonewall. Obviamente esto no es todo, la serie tiene miles de sorpresas. Os dejo el trailer de la cuarta entrega por si aún no la habéis visto.

Esto no es todo. Ya ha sido anunciada una quinta temporada de la serie, que se lanzará en octubre de 2020 y constará de 22 episodios. La producción se ha tenido que posponer por todo el tema del coronavirus pero se prevé que estará para la temporada de 2020-2021, como muy tarde.

No sabemos que es lo que nos tienen preparado para esta nueva entrega, pero los protagonistas han opinado al respecto, y en una entrevista con la revista Cosmopolitan han revelado lo que les gustaría que ocurriese.

Camila Mendes: “No quiero que los niños estén siempre en el instituto. Riverdale es un show que expresa el ciclo de la vida y el crecimiento de las cosas, así como el de todos nosotros. Pienso que sería muy guay verles fuera del colegio, encaminando sus vidas”.

Cole Sprouse: “El aspecto de madurar también nos libera un poco del universo Riverdale y nos da la posibilidad de jugar con este concepto. Estoy muy entusiasmado por ver al lugar al que nos lleva esto”.

Sin duda nos morimos de ganas por ver que ocurrirá, pero para eso aún hay que esperar un poco. Mientras tanto te recomiendo que leas la crítica que hemos escrito sobre otra gran serie ‘teenager’, The Society.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: