CRÍTICAS SERIES

CRÍTICA| Shameless

Una familia desestructurada y con muchos problemas, pero con unas ganas tremendas de salir adelante. ¿Quién dijo que las adaptaciones nunca son buenas?

Shameless es una serie americana, adaptación de la serie británica con el mismo nombre, creada en 2011 y producida por el famoso John Wells. A lo largo de sus nueve temporadas – y la décima que va en camino -, la serie cuenta la historia de los Gallagher, una familia desestructurada y al borde de la pobreza que vive en la zona sur de Chicago y se ve obligada a sobrevivir día a día.

Lo primero que llama la atención de esta comedia dramática es la crudeza con la que tratan temas complicados como la violencia, el sexo, las enfermedades mentales o las drogas. La serie deja los tabúes a un lado, mostrando la realidad tal y como es a través de escenas que en ocasiones rozan lo desagradable, pero siempre con un toque de humor negro que hace que sea imposible apartar los ojos de la pantalla

Shameless
Cartel publicitario de Shameless

Otro aspecto que destaca de Shameless es la complejidad de los personajes, a los que se les coge cariño tan fácilmente como se les llega a odiar. El padre de familia, Frank Gallagher (maravillosamente interpretado por William H.Macy), es probablemente el personaje más polémico de todos: un drogadicto, alcohólico, mentiroso compulsivo y vago redomado que no solo no ayuda a su familia, sino que supone una carga importante para ella. Sin embargo, es un personaje con mucha carisma y al que es prácticamente imposible no tener aprecio. 

En el otro extremo de la responsabilidad se encuentra Fiona Gallagher (la espectacular Emmy Rossum), la hermana mayor de la familia, que toma el papel de “madre” y que se preocupa por lidiar con los mil y un problemas a los que se tienen que enfrentar los Gallagher. Pese a tratarse de un personaje que trate de hacer lo correcto, dar lo mejor de sí y demostrar un amor infinito por sus hermanos, Fiona también tiene un “lado oscuro” que sale a relucir en algunas partes de la serie. 

Fiona Gallagher
Fiona Gallagher interpretada por Emmy Rossum

Los hermanos de Fiona, Lip (Jeremy Allen White), Ian (Cameron Monaghan), Debbie (Emma Kenney), Carl (Ethan Cutkosky) y Liam (Brenden Sims) son asimismo un pilar fundamental de la serie ya que, a través de sus complicadas historias se muestran entre otros temas el paso de la niñez a la adolescencia, el descubrimiento de la sexualidad, los problemas de autoestima, el tráfico de drogas e incluso las relaciones tóxicas. Además, a lo largo de la trama, la complicada familia se irá topando con distintos personajes como Kev (Steve Howey), Vi (Shanola Hampton), Steve (Justin Chatwin) o Mickey (Noel Fisher), que aportan a la trama esa chispa que hace que el espectador vea un episodio tras otro casi sin darse cuenta. 

Una adaptación espectacular, un reparto de ensueño y la libertad creativa de alguien que sabe cómo hacer las cosas para que funcionen de la mejor manera posible. Hay pocas series que consigan tratar temas tan complejos de una manera tan real y adictiva. Ese es el mayor logro de Shameless. 

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: