CINE CRÍTICAS

CRÍTICA| Gilda

A pesar del paso de los años a Gilda, el clásico de Charles Vidor e icono de femme fatale, siempre le viene bien un revisionado

There never was a woman like Gilda! Con esta frase se nos presenta el conocido cartel de la película Gilda (1946) de Charles Vidor. Y es que es cierto, nunca hubo una mujer como Gilda. Con una de las escenas más icónicas del cine, Gilda se presenta como un filme maravilloso abierto a ser descubierto por cualquier tipo de público.

Gilda está dirigida por Charles Vidor. Estrenada en 1946, está protagonizada por Rita Hayworth y Glenn Ford. La película estuvo nominada a la palma de oro en el Festival de Cannes en su año de estreno pero no logró alzarse con el premio.

La película parte de la siguiente premisa: Johnny Farrell, un hombre que se dedica a los trapicheos y trampas en el juego acaba en Buenos aires. Allí acabará metido en algún apuro del que un hombre llamado Ballin Mundson le sacará. Este misterioso hombre con una bastón algo peculiar y de “punta afilada” es propietario de un casino y acabará por hacer de Johnny su hombre de confianza. Pero la sorpresa vendrá cuando Johnny conozca a la esposa del rico Mudson, Gilda, quien le convirtió en lo que es.

El clásico de Vidor envejece bien, y a pesar del paso de los años sigue siendo una película que merece un revisionado. Aunque su director no sea de la talla de otros de sus coetáneos como Hitchcock, que todo el mundo sabe decir alguno de sus filmes, con esta obra marcó un punto en su carrera. 

La película cuenta con muchos momentos icónicos que han pasado a formar parte de la historia del cine pero sin duda alguna hay uno que destaca entre todos: la mítica escena en la que Rita Hayworth se quita sensualmente el guante al ritmo de Put The Blame on Me. Debido a la sensación y revuelo que causó la película fue censurada en muchos países, entre ellos España.

A parte de esta canción, la cinta cuenta con otro conocido tema titulado Amado Mio. Ambos están interpretados por Anita Ellis y Rita Hayworth simplemente se dedicaba a hacer playback en las escenas.

Además de este momentazo, Rita protagonizó otra de las escenas más comentadas y es la escena que la precede. En ella Johnny Farrell abofetea a Gilda, Rita Hayworth.

Fotograma de Gilda, con Rita Hayworth y Glenn Ford

Sin duda las actuaciones de sus protagonistas son maravillosas pero la palma se la lleva Rita Hayworth con su papel protagonista en el que podríamos decir que fue el mejor de su carrera y que sin embargo la dejó muy encasillada. Tras este papel la actriz siguió trabajando en otras películas pero siempre será recordada principalmente por Gilda.

Gilda es una película que cualquier cinéfilo que se precie debería haber visto. Sin duda una obra remarcable del siglo pasado. 

Trailer oficial de Gilda (1946)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: